17 Ago

5 consejos para crear comunidad en redes sociales: la base del social media marketing

Janire Roces
comunidad-online-social-media

Posiblemente estés leyendo este post porque acabas de abrir tu negocio o puesto en marcha tu marca personal y sabes que necesitas tener un perfil en redes sociales. No es nada nuevo el imperativo social y empresarial de “tener que estar” en Twitter, Facebook, Instagram, etc… Estas redes, cada uno con su idiosincrasia, facilitan las conexiones que impulsarán a tu empresa y son parte clave de la estrategia social media marketing. Por eso debes de tener muy claro qué pueden ofrecerte estos canales y qué puedes tú comunicar a través de ellos.

Antes de comenzar a enumerar cada punto, ten en cuenta que los inicios no son fáciles. No se suman cientos de seguidores ni se viraliza el contenido de un día para otro. Formar una comunidad online requiere trabajo y mucha constancia, por eso es mejor fijar unos objetivos viables a corto-medio plazo.

Optimiza el perfil

Piensa bien el nombre y el usuario por el que quieres aparecer en redes sociales. Lo más lógico es que se corresponda al de la empresa para que los usuarios puedan encontrarlo con mayor facilidad. Que sea fácil de recordar y no excesivamente largo, por ejemplo en Twitter, cada tweet está acotado a 140 caracteres. Si el nombre de usuario es excesivamente largo, restará caracteres y será más difícil aprovechar el espacio de cada tweet para generar conversaciones con los seguidores.

Incluye una descripción detallada acerca de tu negocio en la biografía, así como un enlace a la web. En algunas redes como Facebook, también puedes añadir información básica de contacto, horario de apertura, etc. Es importante que los usuarios puedan “saber todo de ti” de manera transparente y clara.

Trabaja en un buen diseño para la foto de perfil y de portada, elige imágenes que vayan en consonancia a la estética de tu negocio. Y aquí, el tamaño sí que importa, ten en cuenta que las medidas para la foto de portada de Twitter o YouTube no son iguales.

 

imagen de una tabla con las medidas en pixeles de las creatividades para las diferentes redes sociales

Como consejo: optimizar tu perfil también es decidir dónde se va a estar presente. No es necesario estar en TODAS las redes sociales. Quizás tu marca no genera tanto contenido visual como para necesitar estar en Instagram, no pasa nada, mejor optimizar y llevar bien sólo dos perfiles, que tener muchas y no saber cómo sacarles partido. Debes estar, donde sepas que están tus clientes, lo que nos lleva al punto siguiente.

Busca a los seguidores potenciales

Cuando un perfil es nuevo los usuarios no van a ir a él, hay que salir a buscarlos. Por eso es importante definir previamente qué tipo de seguidores interesan, ya que pueden llegar a convertirse en clientes potenciales.

Sigue y comparte contenido relacionado con tu sector, detecta a los influencers de tu campo, medios de comunicación y blogs especializados que te permitan compartir contenido interesante y relevante para tu comunidad… La idea es crear un espacio de difusión dinámico y enriquecedor. Que los usuarios vayan a él para informarse acerca de tu marca pero a la vez se queden porque les guste el tipo de contenido que generas. Poco a poco se irá creando una cadena de followers.

Esta información debería formar parte de apartado de social media marketing del plan de marketing y/o comunicación de la empresa, no se debe seguir a “lo loco” esperando el followback.

Exprime el potencial de cada red

Una vez se haya decidido en qué redes se va a trabajar, hay que sacarles el mayor partido. Para eso hay que estudiarlas bien y conocer qué herramientas están ligadas a ellas. Por ejemplo, hablemos de Twitter:

  • Se caracteriza por su formato de microblogging y por ser la red social más dinámica. Es la más rápida a la hora de generar contenido y de ponernos en contacto con otros usuarios.
  • Su principal característica, que ya han copiado otras RRSS, son los hashtags. Los mejores aliados para recopilar información sobre un tema, da igual que un usuario no te siga, a través de ellos puede llegar hasta ti. Conoce y segmenta los hashtags relacionados con tu sector, crea los tuyos propios (si organizas una conferencia es una manera de que tanto los asistentes como los no asistentes la sigan en vivo) y únete a las tendencias globales, los trending topics (TT). Importante: no abusar de ellos, no usar más de dos hashtag por tweet.
  • Utiliza las herramientas, hay de muchos tipos. TweetDeck o Hootsuite, permiten visualizar el timeline general, segmentado por listas y saber qué temas están tratando las cuentas a las que seguimos.

Cada lugar tiene sus propias características, potencialas creando contenido particular. No generes lo mismo para todas.

Interactúa con los followers

Parece muy obvio, pero muchas veces las marcas caen en el error de dedicarse a lanzar contenidos sin “hablar” con los usuarios. Búscalos, responde a todas sus preguntas, pero a la vez únete a conversaciones que creas que pueden aportar. No tengas miedo de interactuar si sabes cómo hacerlo. Además si dentro del plan de comunicación se ha decidido que la línea editorial sea más distendida, no tan seria, esto da juego a compartir muchos momentos diarios de la empresa, anécdotas que a la gente le gusta y les genera empatía.

¿Una idea? Ahora Facebook da la oportunidad de dar distintos tipos de “Me Gusta”, pídeles que respondan a una pregunta utilizando las distintas opciones. Conocerás sus opiniones y te ayudará a medir el impacto de las publicaciones.

Crea un plan de contenido

Desde Ogilvy recomiendan usar la regla del 70/30, el 70% de tu contenido debería estar enfocado en temas de interés para tus usuarios y el 30% en tu marca. Un calendario de contenido te ayudará a visualizar esto y a elegir de qué vas a hablar ¿Por qué un plan de contenido es vital para el social media marketing?

  • Nos enseña qué contenido tiene repercusión
  • Permite decidir la frecuencia de publicación, y esto nos hace la vida más fácil a todos. Nuestro community manager puede programar con antelación y los followers saber cuándo o a qué horas ir a consultar nuestro perfil.

¿Un truco? Incluye en el calendario de contenidos días importantes nacionales o internacionales, festivos y adelántate a ellos, creando contenido concreto para esas fechas. Dándole un toque más divertido, puedes hacer como en Sprout Social donde han marcado en su calendario anual fechas tan importantes como el día nacional del brownie o el de la piña colada 😉

 

Como se mencionó al principio crear un grupo en torno a nuestra marca es un trabajo paciente, que requiere tiempo y capacidad de filtrar qué queremos y cómo lo queremos. Es un punto más de la estrategia de social media marketing que debemos tener en marcha si queremos crecer como marca. Las redes sociales son un canal más para generar engagement, forjar una relación duradera entre marca y follower/cliente, por tanto no las descuides, pon a los mandos a un profesional y disfruta de la experiencia de la comunicación online y las ventajas que ésta puede reportarte.