24 Ene
Dibujo de robot con rotulador

7 acciones de automatización de marketing que debes empezar a usar este año

Guerrero (y superviviente) de mil batallas. Ahora, Director de marketing online @ Vital Innova

Aunque no nos demos cuenta, estamos inmersos dentro de la cuarta revolución industrial. Muchos de los procesos de fabricación y gestión están siendo automatizados. Y los que no lo están, lo harán en los próximos años.

Todos los trabajos que no aporten valor agregado o no requieran de la supervisión exclusiva de un humano, más pronto que tarde serán robotizados.

El marketing no es ajeno a todo esto y muchas de las tareas que hasta hace poco hacíamos a mano, hoy es posible hacerlas de forma automática, aprovechando el tiempo de gestión para establecer nuevas estrategias que aprovechen los datos recogidos por la automatización. Porque recordemos que la herramienta que jamás se podrá robotizar es un cerebro bien entrenado.

¿Cuáles son las principales ventajas del marketing automation?

Ahorro de tiempo

Muchas tareas que se automatizan llevaría muchísimo tiempo hacerlas a mano. Incluso, muchas de ellas, si no se hiciesen de manera automática, no se podrían hacer por los costes que acarrearía la gestión de un número elevado de “prospects”.

Eficiencia

Como resultado de lo anterior, se entiende que automatizar estos procesos provoca una mejora notable en la eficiencia de estos eventos, ya que el ahorro de tiempo y la reducción de errores son dos de las variables que primero se notan.

Ahorro de costes

Como contábamos antes, muchos de estos pasos son prácticamente imposibles de hacer de manera manual, ya que determinarían unos costes muy difíciles de asumir para cualquier empresa.

Micro segmentación de audiencias

Una de las claves del aumento de los índices de efectividad de la automatización es que permite segmentar las audiencias de una manera mucho más eficaz, ya que permite enviar el mensaje correcto a cada tipo de público según su comportamiento y etapa del funnel.

Medición

Gracias a estas estrategias se puede hacer un seguimiento detallado del impacto de las acciones (y cambios en directo para mejorarlo mediante reglas y machine learning). Debido a esto, permite realizar procesos automáticos de enriquecimiento de leads, mejorando las bases de datos y su monetización.

Antes de presentar las acciones básicas de automatización que puedes empezar a desarrollar, vamos a presentar unos conceptos que nos servirán para entender mejor cómo funcionan las acciones de marketing automation.

¿Es lo mismo un autorespondedor de correo electrónico que marketing automation?

Evidentemente no. Un autorespondedor se limita a, como su propio nombre indica, responder de manera automatizada a un determinado “trigger”. Con independencia del estado en el que se encuentre un determinado lead, siempre emite el mismo output, es decir, la misma respuesta. Un ejemplo de autoresponder es el típico “email de bienvenida”, el envío de una “newsletter”, o los correos meramente transaccionales.

El marketing automation, en cambio, es una compleja estrategia de marketing online que implica la utilización de software específico para automatización de tareas.

Donde reside la principal diferencia entre un mero “autorespondedor” y una estrategia de marketing automation es que esta última es sensible al estado del usuario que interactúa (scoring), y está concebido para acompañarle a través del embudo de conversión (nurturing).

¿Qué es un trigger? ¿Y un workflow?

Gran parte de una campaña de marketing automation implica realizar acciones específicas en respuesta a un determinado evento (o su falta de él). Diferentes acciones implican respuestas diferentes. Un evento puede ser cualquier acción del usuario: descarga de un ebook, tiempo ocupado en una página, click en un botón, apertura de un correo electrónico, etc.

Un trigger (o activador) no es más que la orden que se ejecuta cuando un evento (o una sucesión de ellos) se produce y que desencadena una determinada respuesta (un workflow).

Las órdenes de este tipo siguen un mismo patrón: “si X, en tanto tiempo, entonces Y”. Por ejemplo: si el prospect lee un correo electrónico y no hace clic en el enlace, espera 7 días y le mandas una versión B de ese mismo correo electrónico. O, si alguien alguien añade un artículo al carrito, pero no lo compra, espera 5 días y le reenvías una oferta de gastos de envío gratis. Estos triggers pueden ser muy complejos y combinar varias condiciones al estilo “si X y no Y, entonces W, si X e Y, entonces Z

Crear este tipo de workflows es una solución ideal que permite reducir el tiempo en tareas puramente manuales y, además, para la simplificación de proyectos que de otra forma serían inasumibles. La configuración de un buen workflow debe tener en cuenta tanto el objetivo que se pretende conseguir (ventas, fidelización, captación, etc.), como el estado en el que se encuentra el usuario que desencadena la sucesión de acciones y puede incluir la combinación de varias plataformas y estrategias: SEM, SMM, SMS, email marketing, etc.

Escenarios o acciones de automatización

Ahora sí, esto es lo que estabas esperando. ¿Dónde puedo implementar una solución de marketing automation y para qué hacerlo?

Nuevo cliente:

Se ejecutan cuando un lead se convierte en un cliente efectivo y constan de una serie de correos de bienvenida con el objetivo de empezar a generar una relación de confianza con este cliente.

Clasificación del tipo de cliente:

Tienen como objetivo generar diferentes listas de contactos que se van actualizando según el nivel de interacción que tenga este usuario con tu sitio web, ejecutando envíos personalizados y otorgando diferentes puntuaciones para todos ellos. Incluso, para despertar a aquellos clientes que no hayan comprado o tenido un nivel de interacción aceptable en X cantidad de tiempo.

Lead nurturing:

Así comenzaron estos procesos. A partir de una campaña hacia una landing, por ejemplo, los contactos de Top Of Funnel, reciben contenido relevante y se van activando nuevos eventos gracias al puntaje de clasificación de cliente.

Recuperación de carritos de compra:

Estos eventos son activados cuando una persona abandona el proceso de compra por cualquier motivo y le motivan a completar su transacción, ofreciendo algún tipo de ayuda o promoción.

Up-Selling y Cross-selling:

Gracias a la clasificación del tipo y puntaje de cliente, se pueden activar eventos que presenten productos adicionales o complementarios a la compra.

Ofertas:

Este ejemplo es bien conocido por las plataformas de compra privada, verticales de reservas de hoteles o vuelos, etc. Se envía información relevante sobre una oferta y posteriormente, según la interacción, se presiona al usuario con intereses de escasez o urgencia.

Calendario de compras recurrentes:

En todas mis conferencias sobre eCommerce cuento mi experiencia con la tienda online donde compro el alimento para mi perra. Gracias a interpretar mi frecuencia de compra según el perfil de mi perra, antes de que se me acabe la comida, tengo un email de la tienda adviertiéndome para que pueda comprar el alimento antes de que mi perra pase hambre. Si a este recuerdo cíclico le añado una oferta, el porcentaje de conversión (como imaginarás) es altísimo.

Como puedes ver, una estrategia de marketing automation se puede establecer para casi cualquier empresa que tenga presencia en Internet. Aunque el proceso de definición y setup es bastante laborioso, las ventajas y su retorno en ingresos se comienza a ver en un plazo relativamente corto de tiempo.

Si quieres que te ayudemos a subir un nivel más en tus acciones de marketing online, contacta con nosotros para ejecutar tu estrategia de marketing automation este mismo año.

Solicitamos tu permiso para obtener datos estadísticos de la navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies.

AceptarMás información