18 May
categorías y tags en WordPress - foto

Cómo usar de forma correcta las categorías y etiquetas en WordPress

SEO @ Vital Innova

Las categorías y tags de WordPress juegan un papel fundamental a la hora de clasificar y organizar el contenido de un blog. Su uso adecuado puede suponer una gran ventaja en términos de posicionamiento SEO y navegabilidad para el usuario, pero también son un “juego peligroso” si no se usan con cabeza.

Aunque vamos a empezar desde la propia definición de los términos, esta entrada no pretende ser una guía de uso de WordPress, así que para seguirla al menos deberás conocer ya un poco como funciona el CMS por dentro.

Qué son las categorías y las tags en WordPress y cuales son las diferencias principales entre ellas

¿Para qué sirven las categorías en WordPress?

Antes de comenzar a comentar y explicar en profundidad sobre el uso correcto de las categorías y tags, vamos a entender qué son y cómo funcionan.

Si acudimos a la documentación del propio WordPress, vemos que ambas están definidas como Taxonomías. Pero…¿y qué es una taxonomía? Pues una taxonomía es un simple mecanismo desarrollado en el corazón de WordPress para agrupar post. Por defecto, WordPress trae tres categorías predefinidas: Categorías, Tags y Categorías de Links; y desde la versión 2.3, nos permite crear nuestras propias taxonomías, pero eso lo dejamos para otro día.  

Vale bien, ya sabemos que ambas nos sirven para agrupar entradas de acuerdo a ciertos criterios que podamos elegir nosotros libremente, pero seguimos sin tener aún una diferenciación clara entre ellas. Pues para encontrar una respuesta a esta duda, vamos a viajar hasta 2007 donde el propio Matt Mullenweg –el creador de WordPress y de la compañía detrás del CMS– explicaba en el blog oficial lo que él entendía por etiquetas y categorías.

“Las categorías son términos que creas con anterioridad y sólo tienes unas pocas. Imagínatelas como las secciones de tu web. Como si fueran los letreros en los pasillos de un supermercado. En cambio, las etiquetas son palabras clave que conectas una sola vez a una entrada. Puedes añadir una etiqueta a una entrada y nunca más volver a utilizar dicha etiqueta. Las categorías tienen el propósito de ser permanentes, mientras que las etiquetas son efímeras.”

¿Qué son las etiquetas o tags en WordPress?

Matt nos ha dado ya la clave para entender cuál es la función principal de cada una de ellas: las categorías nos servirán para realizar una agrupación genérica de nuestro contenido y debemos verlas como algo general, algo que nos permita dividir y agrupar el contenido en bloques grandes para ayudar a los visitantes a encontrar el contenido que quieren leer; y las etiquetas son una manera de conectar entradas a través de palabras clave.

Esa diferenciación en la definición hace que las categorías sean una “taxonomía más importante” en el funcionamiento de WordPress y nos encontramos con que, a la hora de crear una entrada, siempre nos obligará a elegir una categoría o con la posibilidad de poder crear subcategorías (jerarquía). Mientras que para las etiquetas, no podremos establecer ninguna relación jerárquica entre ellas y su uso es totalmente opcional.

Hacia un uso seo-responsable de las categorías y etiquetas

Contenido duplicado, el principal problema de las taxonomías

Por defecto, y por definición propia, las taxonomías no son más que recopilaciones de entradas que, según el tema de WordPress que se esté usando, nos mostrarán más o menos información; pero como mínimo y lo más normal, nos mostrarán el título, imagen destacada y resumen de cada entrada asociada a esa taxonomía.

Cada taxonomía tiene su página archivo – su url propia con sus paginaciones y todo– donde se muestran las entradas. Si eres de los que, en cada entrada, haces uso indiscriminado de las etiquetas o categorías, piensa ahora el número de páginas que has ido creando con cada una ellas. Pero eso no es lo peor, ahora piensa en toda esa gente que crea hasta 20 o 30 etiquetas por entrada y que solo usa una única vez. Cada una de esas etiquetas es una página diferente, una url diferente que Google tiene que rastrear y cuya única diferencia será el título y el H1, porque el contenido será siempre el mismo.

¿Sabes qué terminará ocurriendo? Que el bot de Google se cansará de rastrear páginas con el mismo contenido basura: primero, pasando menos tiempo en el sitio web; y segundo, visitando la web cada más tiempo. Además, estarás diluyendo la fuerza de tu dominio entre todas esas páginas que no aportan nada.

(Si quieres saber más sobre el Crawl Budget y cómo rastrea el bot de Google tienes aquí una entrada perfecta donde lo explicamos: ¿Qué es el Crawl Budget?)

Entonces, ¿cuántas categorías tengo que crear?

Para responder a esta pregunta, primero debes tener los deberes hechos en cuanto a planificación del tipo de contenido que vas a trabajar y publicar, la cantidad de contenido que vas a generar y las diferentes temáticas sobre las que vas a escribir en tu blog.

A la hora de definir cuáles van a ser, piensa en términos amplios pero buscando siempre un cierto límite. Una regla que yo siempre suelo seguir a la hora de definir las categorías es plantearme una clasificación futura del tipo de contenido que voy a publicar: si una entrada puede estar clasificada en tres o más categorías, es que esa categoría no está bien definida.

Siempre tienes que tener presente que la funcionalidad principal de las categorías es hacerle la vida más fácil al usuario que visita tu web agrupando el contenido según el parámetro o características que tu hayas elegido. Si tienes multitud de categorías con una sola entrada, piensa a ver qué tipo de agrupación es esa. Lo mismo ocurre en el caso contrario: si voy a encontrarme las mismas entradas en todas las categorías, algo se ha hecho mal a la hora de definirlas.

¿Y cuántas etiquetas o tags?

Mi primera recomendación siempre es ninguna. ¿Y por qué ninguna? Porque a mi modo de ver, las etiquetas solo realizan bien su función cuando un blog tiene cientos de artículos.

A la hora de definir cuáles son los términos de ambas taxonomías, yo siempre pienso en una clasificación y relación de las entradas en dos ejes: una relación vertical (categorías) y una relación lateral (etiquetas). Para mi, las etiquetas son una taxonomía perfecta para relacionar entradas lateralmente que tratan sobre un mismo tema, pero que están en diferentes categorías.

Si no tienes suficientes entradas como para crear una página que agrupe varias entradas que tengan en común algún tema útil para el usuario, esa etiqueta sobra ya que no realiza ninguna función.

Tags y etiquetas en WordPress

Cómo aprovechar las categorías y etiquetas de WordPress para conseguir más tráfico

Una vez que ya hemos hablado sobre el uso y los problemas de las categorías y etiquetas, nos toca hablar sobre la parte buena: las etiquetas y categorías son también un método muy bueno para posicionar y captar tráfico si tu blog de lo permite.

¿Por qué? Pues una de las principales razones es que las páginas de categoría y etiqueta se actualizan de forma constante y automática cada vez que relacionamos una nueva entrada con ellas. Es decir, el contenido va variando de forma más o menos automática cada vez que se publica un artículo, lo que le da señales a Google de que el contenido está en constante actualización y mejora (señal de freshness). Algo que no pasa en las entradas, que por normal general, o no se actualizan nunca, o se hace un par de veces cada muchísimo tiempo para añadir novedades. Y además, si lo haces bien, estarás también satisfaciendo la necesidad de búsqueda del usuario si el contenido que estás aportando es válido para él y puede navegar a través de las diferentes respuestas en forma de entradas del blog.

Ahora bien, como ya hemos mencionado antes, las categorías y etiquetas por defecto únicamente muestran un título y un listado de las entradas. Si queremos aprovechar todo su potencial, tenemos que empezar a trabajar cada una de ellas como si fuera una página más y gracias a WordPress, lo tendremos fácil.

Optimizando las categorías y etiquetas a nivel de SEO

Para poder aprovechar todo el potencial de las categorías y etiquetas, debemos dotarlas también de contenido único y optimizado como si se tratase de una entrada del blog normal: palabras clave principales y secundarias, metas, imágenes, datos estructurados, etc… De este modo, evitamos todo el problema del contenido duplicado del que hemos hablado anteriormente y convertimos la taxonomía en una landing page optimizada.

Este contenido lo puedes añadir en el campo de descripción que aparece cuando editas cualquiera de las dos taxonomías (puedes también añadirlo cuando lo creas, pero no tendrás un editor WYSIWYG completo) y con la ayuda del plugin de Yoast, podrás editar todo lo relativo a las metas.

Y si quieres ir aún más allá, gracias al sistema de plantillas de WordPress, podrás darle diferentes aspectos visuales a las taxonomías para diferenciarlas entre sí, o incluso editar cada plantilla de categoría o etiqueta por separado incluyendo aún más funciones o contenido sin tener que depender de las limitaciones del campo de descripción.

¿Para qué sirven las etiquetas en WordPress?

Ejemplos reales de posicionamiento a través de etiquetas o categorías

Los mejores ejemplos y usos reales de las tags o taxonomías para captar tráfico lo tenemos en los medios de comunicación digitales. Por su propia naturaleza, los medios de comunicación pueden llegar a crear decenas de piezas nuevas de contenido cada día, pero se enfrentan a un problema: la temporalidad de esas piezas o noticias y su posicionamiento a largo plazo. A pesar de que Google ha echado a los medios una mano a través de diferentes algoritmos y de News para los contenidos de “tipo noticia”, al final han conseguido encontrar un equilibrio con las páginas de tags o temas.

En España, casi la totalidad de los medios principales de cabecera hace uso de las tags para reforzar su visibilidad; pero si tuviéramos que poner un ejemplo de una taxonomía bien trabajada, podemos destacar el trabajo de As.com.

Ejemplo tag as.com

Ejemplo de etiqueta en As.com del Real Madrid

Aunque tiene infinidad de tags trabajadas, vamos a coger un ejemplo en concreto de tags que ha funcionado muy bien: tags de equipos de fútbol. As, además de incluir las últimas noticias para aprovecharse de las señales de Freshness, ha decidido incluir una gran cantidad de información posible sobre cada equipo para evitar mostrar únicamente un listado de noticias y dotarlas de su propio contenido único. Una taxonomía bien trabajada y que tiene unos buenos resultados: si hacemos una búsqueda por los dos principales equipos de fútbol de España en Google, vemos que ambas etiquetas están justo después situadas de las páginas oficiales y por encima de las de su medio rival.

Si te interesa leer un poco más sobre el uso de las taxonomías para posicionar, en el blog de Sistrix hicieron un pequeño análisis hace unos años sobre las tags en los medios y que aún es perfectamente válido.  

Solicitamos tu permiso para obtener datos estadísticos de la navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies.

AceptarMás información