14 Nov

Síndrome FOMO: la pesadilla del marketing online

Guerrero (y superviviente) de mil batallas. Ahora, Director de marketing online @ Vital Innova

No os riáis de mí y de mi futura jubilación, pero en marzo del año que viene, haré 24 años de trabajo cotizado (algunos más del otro).

No recuerdo un solo año en el que algo (o casi todo) de lo que hago habitualmente todos los días, no haya cambiado.

Heráclito lo resumió meridianamente bien: “Lo único constante es el cambio”.

Vivimos en un mundo cambiante, un mundo que no es estático, pero en el mundo en el que trabajamos los “frikis” del marketing online, ese cambio a veces se transforma en obsesión.

Hasta le hemos puesto un nombre: síndrome FOMO (Fear Of Missing Out. Miedo a perderse algo).

Este nuevo trastorno se afianza en un viejo temor social que siempre ha existido: la exclusión.

Se trata de esa sensación agria de pensar y sentir que nos estamos perdiendo algo de lo que otros a nuestro alrededor están disfrutando o haciendo.

Esta sensación que se declara con más o menos fuerza según nuestra propia voluntad o capacidad de abstracción; en el momento en el que vivimos, donde estamos bombardeados permanentemente por información desde cualquier parte del mundo, muchas veces crece y nos mortifica.

Desde el punto de vista personal, tenemos el desafío de estar constantemente actualizados profesionalmente. Cada día salen al mercado nuevas herramientas que cambian o mejoran nuestras actividades diarias. Recordar cómo trabajaba hace solo 10 años atrás, me hace sentir mucho más viejo de lo que realmente dice mi DNI.

Por si todo esto no fuera suficiente, desde el punto de vista empresarial significa caminar por la cornisa constantemente. Y no estoy hablando de la tan temida (por otros) automatización. Esa está absolutamente asumida e integrada dentro de las actividades que ya ofrecemos a nuestros clientes. Aunque todos ellos en definitiva buscan y pagan nuestros servicios por vender más, la forma de conseguir esos objetivos ha cambiado de forma radical en los últimos 5 años.

¿Pero qué pasará dentro de otros 5? El que se atreva a pronosticarlo, o realmente tiene el don de la adivinación o es un charlatán.

En Vital Innova estamos constantemente probando cosas y métodos nuevos de hacer nuestro trabajo. Es algo que lleva una importante inversión en tiempo, pero que es prioritario para poder mantenernos en la élite de la innovación. No por nada, llevamos la palabra incrustada en nuestro nombre.

Expresando las cosas de una manera muy simple, podemos decir que el proceso de digitalización de las empresas, ya sea motivado por la crisis económica o por una sincera misión de crecimiento, no hace sino demandar cada día más y mejores maneras de adaptarse a este cambio constante.

El desafío como profesionales y empresas, consiste en no dejarnos abrumar con las luces de todo lo que se puede hacer hoy de manera digital y enfocarnos en la real búsqueda de aquellas nuevas formas de trabajo que podamos incorporar de forma constante pero natural a nuestros procesos.

Para todo lo demás, la búsqueda tiene que estar enfocada en conseguir las fuentes externas a las que podamos recurrir cuando algo se nos escape por especialización o estructura.

Y tú ¿en qué momentos de tu vida profesional has sentido FOMO?