11 Dic
Marketing Online

El marketing ya no identifica las necesidades de la gente

Guerrero (y superviviente) de mil batallas. Ahora, Director de marketing online @ Vital Innova

Parece que hace 1000 años que tenemos un cacharro en la mano que nos dice qué temperatura hace, cuántos kilómetros nos separan de nuestro próximo destino, qué publicó Trump en su perfil de Twitter hace 30 segundos y otras cientos de cosas más. Sin embargo, si coincidimos en que el primer teléfono inteligente fue el iPhone, hace apenas 11 años que tenemos estas impresionantes herramientas digitales entre nuestros dedos.

Ahora, según los últimos estudios (y que puedes comprobar tú mismo desde tu móvil), pasamos casi 3 horas al día interactuando con ellos de manera directa.

Esto que parece fantástico, paradójicamente encontró con el pie cambiado a un mundo tan digital como el marketing online.

El uso intensivo del smartphone cambió para siempre el diseño web, el SEO, el email y como no, las estrategias, las acciones y los presupuestos del marketing digital y la comunicación.

Algo tan básico y tan importante como el customer journey y el borrado absoluto del paso desde el off al online, hace que se tenga que replantear cómo y para qué usamos el marketing.

Volvamos al principio un momento: ¿qué es marketing?

Dentro de todas las definiciones que se pueden encontrar en Internet, la que más me gusta es aquella que dice que: “marketing es el conjunto de estrategias y acciones para identificar las necesidades y deseos del mercado objetivo y adaptarse para ofrecer las satisfacciones deseadas por el mercado de forma más eficiente que la competencia”.

Piensa un poco en tu día a día ¿dónde queda el apartado de “identificar” cuando le hablamos a nuestro móvil para encontrar el restaurante más cercano, cómo se llama la última serie de Netflix o cuando le decimos a nuestro asistente virtual que apunte comprar leche para mañana?

¿Entendéis? El marketing ya prácticamente no tiene que identificar, sino escuchar, analizar y mostrar aquello que nos han dicho, buscado o pulsado los usuarios.

No importa si lo que buscamos es un desodorante, una cámara de fotos o un coche nuevo. Tú en algún momento, pulsarás o hablarás de tus deseos delante de algún dispositivo que tendrá la capacidad de “escucharte” y mostrarte cosas relacionadas con tus “necesidades”.

El verdadero desafío está en la convergencia de datos entre todos estos dispositivos para poder adaptar estos resultados para generar un insight lo más próximo a tus deseos.

¿Significa un riesgo de pérdida de privacidad? Por supuesto que si. Y nadie lo niega. La clave es si estás dispuesto a sacrificar esa privacidad a cambio de una publicidad absolutamente dirigida.

Recordemos que venimos de una Era donde la absoluta dispersión y la falta de personalización, hacía que se perdieran cantidades ingentes de dinero y de recursos en anuncios que no le interesaban prácticamente a nadie.

Que Google sepa mis comportamientos de navegación no significa que me conozca a mi. Y si otorgarle mis datos implica que los anuncios que me mostrará son ajustados a mis necesidades o deseos, yo claramente, prefiero hacerlo.

Los últimos informes dicen que uno de los principales desafíos para los próximos años de los que trabajamos en marketing, será justamente, tratar de aunar la mayor cantidad de datos del comportamiento de los usuarios para personalizar aún más su experiencia con las marcas.

Para lograr esto, se tienen que acabar de una vez por todas los silos dentro de las empresas. El marketing, la publicidad, las ventas y la gerencia económica tienen que trabajar juntas. La velocidad en la respuesta a esa demanda del potencial cliente es fundamental para transformar las intenciones o consideraciones en ventas. Los CRM integrados a la web, el RTB y el marketing automation son conceptos que habéis escuchado, pero que a partir del año que viene van a verse hasta en la sopa.

Un marketing unificado a un CRM y a una publicidad adaptada mediante un proceso de marketing automation, no solo permite identificar las necesidades de estos potenciales clientes, sino personalizar absolutamente su experiencia con nuestra marca.

Sin duda, son desafíos interesantes, donde el aspecto tecnológico y el análisis de los datos serán cruciales; pero que bien utilizados, pueden darle a las empresas una oportunidad única que antes ni siquiera soñaban con tener. Como podéis ver, la industria 4.0 o la digitalización son mucho más que tener Twitter o Instagram. Se trata de un paradigma completamente nuevo del marketing tal y como lo conocemos.

En Vital Innova hace tiempo que nos estamos formando y preparando para ajustar los planes de marketing de nuestros clientes a esta nueva Era. ¿Quieres saber más acerca de estas tecnologías? Contacta hoy con nosotros.

Solicitamos tu permiso para obtener datos estadísticos de la navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies.

AceptarMás información