20 Dic
Un paso atrás para brindar por el 2018

Un paso atrás para brindar por el 2018

Jezabel González Diez
Consultora empedernida ● Aquí escribo sobre Vital Innova y estrategia digital

Recuerdo que hasta hace poco era de las que decía que ‘un paso atrás ni para tomar impulso’. Ahora (será la madurez 😛 ) veo necesario dar un paso atrás de vez en cuando para tomar perspectiva y ver las situaciones desde otro punto de vista.

Así que hoy doy un paso atrás y me alejo momentáneamente de la locura de los últimos días del año (¡el presupuesto!, ¡la campaña!, ¡la factura!) para hacer un repaso de mi 2018.

Observo a mi alrededor y puedo decir que tras muchos años de incertidumbre, ahora sí, me gusta lo que veo. Me siento orgullosa de mi equipo y muy satisfecha con el trabajo que estamos realizando, vislumbro un futuro prometedor y percibo que mi ilusión es contagiosa.

También doy un paso atrás, o mejor dicho en este caso un paso al lado, para dejar pasar a mis compañeros, que en ocasiones llevan más impulso y van más deprisa que yo y a veces tengo la sensación de que soy un freno en lugar de un motor. La experiencia de ponerse al lado y ver cómo otros hacen de locomotora mejor que una misma es muy gratificante  y enriquecedora (ay, cuanto nos – me – cuesta delegar, y que necesario es para que las empresas crezcan).

Otro paso atrás, y me voy hasta el 2015 cuando decidimos pasar de una consultora tecnológica a una agencia de estrategia digital, apostando por el crecimiento de nuestros clientes utilizando como palanca Internet. Lo llamamos eBusiness Growth (no se nos ocurrió nada en español que tuviese dos palabras y sonase bien ¿crecimiento digital?) y tres años después sigue siendo un ‘claim’ perfecto para definir lo que hacemos, con el que nos sentimos perfectamente identificados y que parece que funciona, porque nos copian 😉

Y entre medias, ideas geniales como Marketing & Wine Summit, proyectos fallidos como Teseo4telecentres, personas que llegan a Vital Innova a hacernos mejores y personas que no encajan con nuestra visión y toman otros caminos.  Retos y fracasos que nos sirven para crecer como empresa y a mi como profesional y persona.

Así que no puedo dejar de las gracias, como siempre, a mis compañeros (que apuestan por mi), a mis amigos (que me hacen disfrutar de la vida ¡Gracias Di!) y a mi familia que siempre me apoya 🙂

En resumen, hemos llegado al final de año a toda prisa y derrapando (y en buena compañía) y aunque el 2018 ha sido duro, no tengo ninguna intención de malgastar un minuto de mi tiempo quejándome de los malos momentos. Así que brindo con vosotros por todo lo vivido y aprendido en este 2018 y espero que nuestros caminos se vuelvan a encontrar en el 2019 ¡Por vuestros éxitos!

Nosotros haremos lo posible para que esto se cumpla 😉

P.D. Eso sí, ni un paso atrás para seguir luchando contra la violencia de género #todassomosLaura.

Solicitamos tu permiso para obtener datos estadísticos de la navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies.

AceptarMás información