01 Ene

Que te den 2019. Miniretrospectiva y planes para el 2020

Jezabel González Diez
Consultora empedernida ● Aquí escribo sobre Vital Innova y estrategia digital
Jeza mirando al infinito

Retomo mi ya tradicional revisión del año que se fue y de mis pensamientos en alto para 2020. Escribirlo y además compartirlo con vosotros se ha convertido en una buena terapia para el primer día del año 🙂

Si tengo que resumir el 2019 en una frase sería claramente ‘que te den, 2019’. Desde el punto de vista profesional ha sido un año muy complicado y eso ha afectado a mi vida personal, puesto que he priorizado el trabajo sobre todo lo demás, descuidando salud, ocio, amigos, familia,… Así que ni siquiera voy a repasar aquí el listado de mis propósitos personales para el 2019, porque directamente no he cumplido ninguno 😓 (excepto acabar el Curso experto en Coaching Ejecutivo, por los pelos y sin realizar las prácticas).

Desde el punto de vista profesional, el 2019 me ha dejado bastantes disgustos, alguna que otra alegría y sobre todo, muchas lecciones aprendidas. Tras un 2018 en el que creía que habíamos fijado el rumbo adecuado para Vital Innova, y que teníamos la estructura y la metodología necesaria para seguir creciendo y ser rentables, el 2019 se ha empeñado en probar si esa estructura y esa metodología eran los suficientemente firmes y buenas de verdad.

Lo primero que quiero hacer es dar las gracias a mi equipo (pilar básico de la estructura) porque si no llega a ser por ellos hubiese tirado la toalla. Su apoyo y su ilusión por este proyecto común hacen que yo siga creyendo en mí, en ellos y en Vital Innova.

Con la marcha de una persona valiosa en enero de 2019 descubrí que nuestra estructura era bastante más frágil de lo que pensaba  y que este tipo de contratiempos en una empresa de nuestro tamaño (10 personas) hacen que se tambalee todo lo demás. Decidí entonces asumir parte del trabajo que hacía esta persona y desde ese momento mis objetivos y tareas que realmente debía hacer en mi rol principal como CEO y Business Developer pasaron a un segundo plano… y el resto… os lo podéis imaginar.

Sin embargo, la principal lección aprendida de este 2019 es que no se pueden tomar decisiones desde el miedo. Supongo que para muchos de vosotros esto es una afirmación de primero de gestión, pero hasta que no he vivido las consecuencias que esto tiene no me lo he grabado a fuego. En concreto, el miedo a perder a nuestro cliente más grande (en términos de facturación) hizo que tomara decisiones nefastas que han lastrado la rentabilidad de la empresa y han terminado teniendo consecuencias en mi salud.

Objetivos 2020

Lo bueno de no cumplir los propósitos del 2019 es que los objetivos del 2020 son más fáciles de definir 😉… y tengo grandes expectativas con este año que comienza.

Desde el punto de vista personal, tengo 2 objetivos simples y claros:

  • Seguir siendo Jeza, la persona alegre, entrañable y valiente (tal y como me definís las personas que me conocéis bien) que realmente soy y siempre he querido ser. 
  • Cuidarme y disfrutar de una vida activa junto con mis amigos y mi pareja.
  • Bola extra – retomar el buceo.

Desde el punto de vista profesional, también lo he simplificado en 2 objetivos:

  • Ser más CEO y menos gestora. Lo que implica seguir delegando más, confiar plenamente en mi equipo y dejar de apagar fuegos que nadie me ha pedido apagar. 
  • Hacer lo que esté en mi mano para que cada persona del equipo de lo mejor de sí y se sienta integrada e implicada en este bonito proyecto compartido que es Vital Innova.

Desde el punto de vista de Vital Innova, el 2020 supone un gran reto para el que esta vez sí estamos bien preparados. Aplicando la metáfora del velero que tanto me gusta, en 2019 hemos aprendido a navegar como equipo y ahora conocemos bien nuestros puntos débiles y nuestras fortalezas, hemos arreglado los cabos sueltos, y sabemos mejor que nunca quienes somos y cuál es la isla del tesoro a la que queremos llegar.

Por eso, nuestros objetivos como empresa en este 2020 serán muy sencillos:

  • Seguir trabajando para conseguir los objetivos de nuestros clientes sin perder la sonrisa
  • Ser eficientes en nuestros procesos internos para que Vital Innova sea sostenible (y rentable)
  • Seguir esforzándonos para que Vital Innova siga siendo una empresa que destaca por respetar la conciliación y que trabaja día a día por la igualdad y el bienestar de todos sus integrantes.

Así que ¡fuera los miedos!, me prometo a mi misma volver a ser la mujer valiente que siempre he querido ser. Con este firme propósito y con el apoyo de las personas maravillosas que forman Vital Innova, los objetivos del 2020 me parecen pan comido  ¡que empiece la fiesta! ¡qué con vuestro esfuerzo e ilusión, y un pelín de suerte, en el 2020 se cumpla todo aquello que os propongáis! 🥂